Mesoterapia Facial

1 – Se realiza con diferentes cocteles siempre con ácido Hialuronico no reticulado al cual se le añaden ,

  • Vitaminas
  • Pépticos
  • Aminoácidos

Dependiendo de la edad del paciente, su grado de envejecimiento,  se valora una asociación u otra y si se inyecta en Mesoterapia y se aplica con dermapen ( microneelding).

2 – colágeno con ácido Hialuronico

1 – Se realiza con diferentes cocteles siempre con ácido Hialuronico no reticulado al cual se le añaden ,

  • Vitaminas
  • Pépticos
  • Aminoácidos

Dependiendo de la edad del paciente, su grado de envejecimiento,  se valora una asociación u otra y si se inyecta en Mesoterapia y se aplica con dermapen ( microneelding).

2 – colágeno con ácido Hialuronico

3 – otra de las opciones para revitalizar una piel es el factor de crecimiento plaquetario.

Mediante una sencilla técnica de extracción de sangre en el brazo (generalmente a nivel de la flexura del codo), obtendremos, mediante un proceso de centrifugado, un suero enriquecido en plaquetas, y por tanto abundante en factores de crecimiento. La función fundamental de éstos es la de actuar como mediadores biológicos en procesos de reparación de tejidos. En concreto para la piel, el más imortante es el factor de crecimiento epidérmico, que participará de manera activa en la formación de nuevo colageno a través de la bioestimulación.

  • Actúa por BIOESTIMULACIÓN

La bioestimulación es un conjunto de procedimientos para activar biológicamente las funciones del fibroblasto que es una de las células más importantes para la piel y que se encarga de la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico. La infiltración de factores de crecimiento tiene un papel relevante en este procedimiento y por tanto contribuye, gracias a esta acción estimuladora, a mejorar la estructura de la matriz dérmica, oganizándola, estructurándola y dotándola de mayor consistencia ayudando por tanto al rejuvenecimiento global de la piel del rostro.

  • Es el complemento perfecto a otras técnicas de rejuvenecimiento

Esta técnica, por si misma, es capaz de hacer mejorar considerablemente la piel del rostro, pero, si la complementamos con la infiltración de ácido hialurónico, toxina botulínica, aportaremos a la piel una mayor tensión, hidratación y relajación de la musculatura, el resultado un rostro firme descansado y revitalizado.

  • Rápido y eficaz

La sencillez del tratamiento hace que lo podamos catalogar como un «lunch treatemant»(término referido a aquellos tratamientos que se pueden hacer en la hora de la comida y permiten la incorporación al trabajo después sin problema alguno)